El aceite y su consumo

Los vehículos de combustión interna, sobre todo si ya tienen unos cuantos años, les es necesario pasar por un determinado mantenimiento. Al momento de hacerle una revisión, algo que se debe considerar es comprobar muy bien el nivel de aceite del motor.

Hay que tener presente muchos factores para la utilización de los aceites; en este sentido, conviene prestar atención a las especificaciones del coche y a las características de los lubricantes que se usen. En todo caso, cuando el coche es nuevo emplea una cantidad de aceite por encima de lo normal, esto mientras se lubrican bien y se acomodan las piezas para empezar a funcionar.

Asimismo, cuando el automóvil ya tiene unos cuantos años o se ha recorrido un largo kilometraje, es probable que el consumo se eleve, ello a causa de las holguras y desgastes generados por el mismo uso, provocando que el aceite entre más en las válvulas.

Razones del exceso en el consumo de aceite

Existen varias razones para este efecto y hay algunas soluciones en las que solo amerita seguir las instrucciones del fabricante:

Utilizar un aceite sin las propiedades adecuadas: hay una gran diversidad de aceites que se diferencian en su grado de viscosidad. Los fabricantes recomiendan un tipo específico basándose en las características del automóvil.

Aceite sucio: esto aumenta el desgaste en las piezas y aumenta el consumo. Ocurre cuando se deja pasar mucho tiempo desde su último cambio, además provoca que el filtro se ensucie.

Colocar demasiado aceite: debe respetar el límite mínimo y máximo que recomienda el fabricante. Si rebasa el nivel máximo recomendado todo ese exceso llenaría el cárter y la camisa del cilindró quedaría impregnada por el movimiento del pistón. Ese aceite en la cámara de combustión se quemará y aumentará el consumo.

Para mantener su automóvil en óptimas condiciones lo mejor es seguir las indicaciones del fabricante, así se alargará la vida útil del coche asegurándole muy buenos momentos. El cuidado de cada detalle de su vehículo es la garantía de que todo funcione como debe ser.

Todo en la vida es cuestión de organización, en el caso particular de una empresa se le puede comparar con un coche. Para que funcione se ha de estar al tanto de los aspectos involucrados, desde el más pequeño al más grande, y para un desguace esta complejidad no es menos.

La entrada y salida de coches, piezas y clientes es abrumadora, por lo que contar con una herramienta que facilite todo el proceso y monitoreo es un gran aliciente para sus encargados. Una buena apuesta, es adoptar el software propuesto por www.gestiondesguace.com y nada volverá a ser como antes, definitivamente será mejor.