mayo 17, 2018

La pérdida calórica depende de la intensidad del ejercicio, de la duración del ejercicio y de la frecuencia del mismo durante la semana. Además es importante llevar a cabo una dieta adecuada, con productos bajos en azúcares como los que puedes encontrar en la sección de desayunos de FITSTORE https://fitstore.es/desayunos

Hay unos valores ideales. Cuando hablamos de frecuencia, lo mínimo son cuatro días por semana, ideal seis días por semana, para dejar un día de descanso.

Si estamos hablando de la duración, lo mínimo para tener un buen gasto calórico son 40 minutos. Pero si es una persona sedentaria que no esté acostumbrada a hacer ejercicio, y además de eso tenga que perder peso, debemos empezar a hacer desde lo mínimo, como cinco o diez minutos, e ir aumentando progresivamente cada tres o cinco días, cinco a diez minutos, para hallar esa meta de 40 a 120 minutos.

Y en la parte de la intensidad dependerá mucho de la frecuencia cardíaca, idealmente trabajar con el 60% al 80% de su capacidad. Tenemos también unos indicadores como los pasos que puede dar una persona en el día.

Hay investigaciones que demuestran que debemos dar más de 8000 pasos, generar un gasto calórico mayor de 350, si somos capaces de estar gastando esos 350 kilocalorías al día con una dieta descriptiva podríamos perder hasta 0,5 kilos semanales.

Sería medio kilo por semana, lo que equivaldría a dos kilos mensuales, lo que sería una pérdida gradual, que además de eso es sana, saludable, y que podemos controlar. Podemos entonces también medir la percepción del esfuerzo, el paciente puede estar diciendo si su esfuerzo en ese momento es leve, moderado o vigoroso.

Para perder peso tenemos que estar entre moderado o vigoroso, que la respiración sea más fuerte de lo normal, que nos obligue a respirar de modo que no sostengamos una conversación fluida y que podamos así pues generar una sudoración y un gasto calórico ideal.