¿Qué son los Fondos Mutuos?

Los fondos mutuos son un conjunto de inversiones formado por acciones, instrumentos de deuda (bonos, pagarés, depósitos a plazo, etc., llamados comúnmente “instrumentos de renta fija”) o combinaciones de ambos (acciones + renta fija), los que son administrados por una empresa regulada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) llamada “Administradora”.

Se puede pensar en un fondo mutuo como si fuera una “empresa” que usa el capital aportado por sus “accionistas” (partícipes) para invertir en diferentes instrumentos financieros (acciones, bonos, depósitos a plazo, etc.) según lo definido en su reglamento y su estrategia de inversión. Las cuotas de los fondos mutuos equivaldrían a las acciones de esa empresa. Si necesitas disponer de tu inversión podrías vender las acciones de esta “empresa”. En el caso de las cuotas, las puedes rescatar cuando quieras y obtener el dinero equivalente al número de cuotas por el valor que tenga la cuota del fondo el día del rescate.

Como un fondo mutuo invierte en distintos instrumentos (lo que conocemos por diversificación) es probable que el valor de sus cuotas varíe menos que el valor de la acción de una compañía específica. Piensa en una compañía que se dedica a una sola actividad frente a otra que obtiene sus ingresos que provienen de múltiples actividades en distintos sectores de la economía. Esta menor variación ocurrirá tanto cuando suban o bajen de precio: las cuotas subirán menos en momentos de auge económico, pero también bajarán menos en tiempos de crisis.

Para que conozcas más detalles acerca de los Fondos Mutuos el BBVA Continental ha decidido crear esta infografía y enseñarte todo lo que debes saber acerca de estos y de cómo invertir en un Fondo Mutuo.