Los embarazos en menores

En lo que llevamos de año y solo estamos en febrero, ya son dos las menores de edad que por su corta edad han salido en las noticias por haber sido madres. Niñas con once y doce años, niñas en edad de jugar con muñecas resultan embarazadas ¿Estamos locos? ¿Qué es lo que estamos haciendo con nuestros hijos? ¿Qué clase de educación les estamos dando? ¿Tanto nos estamos equivocando que las niñas ya no juegan a jugar si no a acostarse con muchachos que tampoco han cumplido los quince?

La verdad es que si que es cierto que nos estamos equivocando, lo estamos haciendo mal, no hablamos con nuestros hijos, estamos tan ocupados con el trabajo, tan estresados que no tenemos las conversaciones oportunas con ello, si no ¿Qué hace que una niña de doce años mantenga relaciones consentidas con un chico y sin usar protección? Tan sencillo como explicar a nuestros hijos que hay alternativas, que si ya se ha hecho (y no se puede volver  atrás) hay soluciones como www.ellaone.es que será efectiva o no dependiendo de las circunstancias.

A mi entender todo parte de la educación, todo se basa en lo que les enseñamos a nuestros hijos todo está en pasar tiempo con ellos en lugar de con los videojuegos, la solución está en la comunicación. También es cierto que debería de haber por parte de la administración más apoyos a los jóvenes que vienen de familias desestructuradas, de familias en lo que lo ms normal es tener hijos a una corta edad y también en el resto de familias, que sin ser familias rotas o con pocos recursos, no tienen una comunicación explicita y esto conlleva a que las niñas y niños tengan muchas dudas en estas edades en las que todo es experimentar.

Hagamos lo posible para que nuestros hijos e hijas estén protegidos, hablemos con ellos, expliquémosles las cosas tal y como son, que sepan como va la vida y que todo tiene consecuencias, ayudémosles a entender que todo tiene su edad, que hay que aprender a andar antes de correr y que sean prudentes y conscientes de lo que hacen en todo momento, por que al igual que hay veces que con la píldora del día después se soluciona el asunto, en otras es demasiado tarde y ya no se puede hacer nada para evitar el final de esa situación.