Tiempos en los que parece que la mala suerte te persigue

Tener dos coches es tener el doble de preocupaciones, quienes tenemos dos coches sabemos que debemos estar pendientes de renovar el seguro de los dos, de pasar la ITV a los dos, del mantenimiento y por supuesto de las averías de los dos. Resulta ser un problema añadido pero es que hay casas como en la mía que necesitamos tener un coche cada uno, más que nada porque las distancias son demasiado largas y aunque quieras es imposible poder llegar a tiempo a todos lados. El titulo de mi post la verdad que me ha venido prácticamente al pelo, más que nada porque hay veces en la que la mala suerte se pone de tu, lado y no hay como despegarla ni siquiera con agua caliente ni poniendo velas negras como decía una famosa bruja de la televisión.  El caso es que hace un par de meses se rompió el coche de mi mujer, precisamente el turbo, para quien no lo sepa le debo decir que no se trata de una avería especialmente barata, sino todo lo contrario por lo que no me quedó más remedio que solicitar un presupuesto reparacion coche en varios sitios para ver donde de verdad me ofrecían  las mejores prestaciones en cuanto al arreglo se refería.

La verdad que con la ayuda de internet no me resulto nada difícil poder dar con un taller que me ofreciera lo que de verdad estaba buscando, ante todo la calidad del recambio desde luego no estaba interesado en lo más mínimo a las piezas de desguace sino que quería la pieza original en todo momento. Y fue así como pude dar con el sitio perfecto ese que todos en momentos así deberíamos encontrar o cruzarse en nuestras vidas, un sitio que me ofrecía la pieza que necesitaba a un precio que sí podía pagar y que no me hacía tener que estrujarme el bolsillo. Lo pudimos arreglar y ahora se nos ha roto el otro, suelen decir que si no andas preso te andan buscando, así estoy yo en estos momento, por suerte para el coche y para mi economía puedo contar con el sitio ideal, donde se que en poco tiempo me lo tendrán arreglado y que no tendré que preocuparme por nada. Así es como en estos tiempos se pueden tener dos coches sin problema.